miércoles, 5 de diciembre de 2012

¿Hace cuánto que no escribes una postal?


Primero fue el mail. Luego Facebook. Twitter. Y ya la muerte: el whats app. Hay quienes no han vuelto a escribir una palabra de su puño y letra. Y no seré yo la que vaya de escribiente por la vida: he caído hasta en los emoticonos para decirle a la gente que más quiero que me acuerdo de ellos vía carita sonriente. Si me enfado, suelto un gaetete enfurruñado. Y si estamos de fiesta, unas gemelas cornudas y bailongas, que me hacen mucha gracia.

Oh Zack, cógeme el celular!!!
Ahorramos tiempo, pero se pierde gracia. ¿Se acuerdan de ese tilín al descubrir una carta en el buzón? Guardo tres cajas roñosas llenas. Empecé a escribirlas con siete años y a los doce era toda una profesional. Recuerdo de hecho un truco malvado: yo le decía a mi amiga de turno que dentro de la carta le había metido una pulsera de regalo. Luego, rasgaba un agujerito en el sobre. La destinataria pensaba que el cartero se había quedado con el regalo pero me mandaba algo en compensación. Ahora, con el Internet, imposible volver a las andadas.

Una de mis primeras cartitas, allá por los ochenta
En mi empeño por volver al origen, cada día me esfuerzo más en darles trabajo a los de Correos. Porque aparte de que Petre, la encargada de  mi zona, está de lo más desocupada, creo que es importante estrechar lazos por la palabra. Y más en Navidad. No quiero que mi padre se lamente, como cada año, de los pocos christmas que le llegan. Y me hace ilusión decirle a amigos, parentela y clientes de mi amor varias cosas como:

 que quiero que pasen una felicísima Navidad
 que este 2013 va a ser bonito bonito
 que quién piensa en la crisis teniéndoles a ellos



De ahí esta colección de postales navideñas y asilvestradas. Porque creo que es importante cuidar a la gente, pero no con un mensaje reenviado, sino de puño y letra. De verdad. Porque creo que ahora más que nunca, hay que poner el corazón en lo que hacemos. En la familia, los amigos, el trabajo, en la gente que he conocido por Internet… Y poder volver a poner en el sobre aquellas moñadas como: “Corre corre, cartero, que es para el amigo que más quiero”. Seguro que lo agradece, que andar siempre llevando multas no debe de ser nada divertido. 

Pack de diez postales: 15 euros con gastos de envío.


14 comentarios:

  1. Alegra mucho recibir una postal de puño y letra.
    Las que nos enseñas son preciosas.

    ResponderEliminar
  2. me encanta escribir postales, lo hago mucho, espero que vendas millones!!

    http://eintagmitpepa.blogspot.de/

    ResponderEliminar
  3. si a mandar felicitación de NAVIDAD de puño y letra¡¡¡¡me encanta¡¡en este puente lo haré, como todos los años¡¡¡¡
    preciosas las que has hecho¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Que te voy a decir yo de las cartas!!!! Fan absoluta y con historia de amor incluida!! Todavia guardo el sobre! Mi primera carta de amor me la tenia que escribir el que hoy es mi marido! Y la vida nos separo durante años y mira por donde esa carta nos mantenia unidos!! Que no se pierdan esas maravillosas formas de mantener el contacto entre las personas porque eso si que perdura toda la vida!!! A comprar postales se ha dicho!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Son ideales las postales, Lucía, pero todavía me estoy riendo del truco de las pulseras, qué tremenda!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Lucia
    Que bonitas las tarjetas de Navidad, si es que tenemos que volver a lo de antaño,poner junto al arbol las tarjetas,si no sabemos ya decir cosas bonitas, menos escribir.
    Feliz Navidad
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Definitivamente hay que volver a las raíces, a esas ilusiones que nos atrapaban, gracias por recordarlas, me encantan! Besos miles

    Mary F.

    www.maryfernandezparra.com

    ResponderEliminar
  8. Yo he perdido esta costumbre, soy una comodona...

    ResponderEliminar
  9. Son verdaderamente preciosas! Que las vendas todas!!!!

    ResponderEliminar
  10. Me encantan!! Las has hecho con muy buen gusto, seguro que te las quitan de las manos. Yo soy de las que entre whatsapp y whatsapp sigue mandando postales y escribiendo cartas ;-)

    http://entremanolosandaeljuego.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Lucia! Estoy totalmente de acuerdo contigo, aunque yo estoy enganchada al whatsapp... aunque nunca dejo de enviar postales navideñas.... las que tú me has enviado aún no tienen destinatario... ¡son tan bonitas que me da pena mandarlas!

    ResponderEliminar
  12. Pero qué monas!!! mi padre es de los que siguen escribiendo christmas a mano!! lo del whatssapp ha hecho muucho daño a la sociedad...!

    Muaakk**

    *ya ha salido la revista!sales monísima, yo estoy fatal...

    ResponderEliminar